Qué es un orgasmo

¿Qué es un orgasmo?

Esta pregunta me vino muchas veces, no solo durante mi adolescencia, sino cuando comencé a tener una vida sexual activa.

No siempre fui sexóloga, me tomó muchos años de entrenamiento e investigación personal y práctica para llegar a saber lo que hago ahora. Sin embargo, todavía recuerdo aquellos momentos en los que me sentía insegura sobre cómo experimentar el placer, e incluso me sentía responsable de tener que experimentar un orgasmo en cada acto sexual de todas las formas posibles; penetración, oral, etc…

Este concepto erróneo ha sido creado por la industria del porno y la falta de una educación sexual adecuada. La pornografía es la industria del cine, nada más. No es real. Sin embargo, dado que no ha habido ninguna educación para contradecir, la pornografía ha servido como un canal de educación para la mayoría de las personas. No digo que la pornografía sea del todo mala, puede ser agradable como una película, pero no debería servir como un ejemplo para hacer en casa.

Ha creado esta creencia, entre muchas otras, de que el sexo con penetración siempre termina en un orgasmo tanto para hombres como para mujeres, que las mujeres parecen sentir un placer increíble solo con la penetración, y ese es el objetivo de tener relaciones sexuales: el orgasmo.

Por lo tanto, los hombres sienten la responsabilidad de hacer que la mujer llegue al orgasmo, para probar que saben lo que hacen y son buenos en eso, y las mujeres sienten la presión de llegar al orgasmo para complacer al hombre (hablando de casos heterosexuales). Lo que es peor es que muchas mujeres sienten que hay algo mal con ellas cuando no pueden alcanzar el orgasmo de esa manera, o de ninguna otra manera, y sienten que deberían tener estos orgasmos explosivos y resultados de chorros, como las mujeres en el porno lo hacen.

La realidad es mucho más maravillosa y compleja que la ficción. Entonces, esta es la razón por la que considero importante comenzar desde el principio y hacer lo que parece una pregunta simple de responder…

¿Qué es un orgasmo?

La explicación técnica de un orgasmo es el punto máximo de placer cuando un ser humano alcanza el clímax, el momento en que el cuerpo libera la tensión y los músculos perineales, el esfínter anal y los órganos reproductivos se contraen rítmicamente, las piernas pueden temblar, el corazón late rápido, etc. El cuerpo libera endorfinas (los químicos de la felicidad), y la cara, el cuello o el pecho pueden sonrojarse.

Dejando a un lado el género, el «gran O» es biológicamente causado por lo mismo para todos: la estimulación. Aparentemente, suena fácil de reconocer: la contracción y relajación muscular después de la excitación sexual, el rubor… pero la experiencia es diferente para cada uno.

Orgasmo femenino

Las personas con pene y vagina experimentan el placer de manera diferente. Como terapeuta, diría que una cosa importante a señalar es que el clímax en las mujeres es más complejo que el de los hombres. Toma más tiempo, pero también puede durar más y tener una intensidad más fuerte que el orgasmo masculino.

Para las personas con vagina, antes y durante un orgasmo, la vagina se humedece e incluso puede eyacular. Inmediatamente después de un orgasmo, el clítoris puede sentirse más sensible o incómodo al tocarlo. El tiempo que lleva alcanzar el orgasmo varía y depende de muchos factores diferentes, que incluyen la genética, el nivel de excitación, el estrés, el cansancio, cualquier tipo de consumo de alcohol u otro tipo, la dinámica de las relaciones mentales y más.

Hay muchos beneficios en tener un orgasmo y se extienden desde liberar el estrés hasta estimular el sistema inmunológico. Además, algunos investigadores encontraron que las mujeres que tienen relaciones sexuales al menos una vez a la semana tienden a tener ciclos más regulares que las mujeres que rara vez o nunca tienen relaciones sexuales.

Si experimentas cólicos menstruales o dolores de cabeza regulares, un orgasmo puede ser útil para aliviar estos dolores.

¿Qué tan común es eyacular para las mujeres?

No hay números claros sobre cuántas mujeres en promedio eyaculan durante las relaciones sexuales, algunas estimaciones sugieren que esto podría ser del 10 al 50 por ciento, lo que no es concluyente.

Depende principalmente de si sabes cómo hacerlo. Para saber qué zona estimular y cómo permitir que tu cuerpo llegue allí. Para la mayoría, es algo que tienes que aprender a hacer en lugar de que suceda de forma natural.

Otro dato importante es que algunas mujeres también pueden llegar al clímax prematuramente, no es solo cosa de hombres. Es muy raro, pero algunas mujeres experimentan esto y no suele ser agradable.

¿Existen diferentes tipos de orgasmos?

A pesar de las muchas controversias que surgen de esta pregunta, la respuesta es: ¡solo hay UN orgasmo! Hay un tipo de orgasmo, con muchas formas posibles de llegar a él. En las mujeres, por ejemplo, lo que se estimula y finalmente llega al clímax es el clítoris. En todas las formas posibles de estimular, es el mismo órgano el que es estimulado.

Ya sea que estés estimulando los labios internos o externos, el clítoris en el exterior de la vulva, la penetración, o cualquier tipo de digitación o sexo anal, todo estimula el mismo órgano.

Las diferentes formas de llegar a él varían en intensidad y dificultad, así como en el área donde puedes sentir el clímax, que es lo que muchas veces puede confundir a las personas al pensar que son orgasmos diferentes.

Entonces, finalmente, ¿cómo saber si tuve un orgasmo? Como se mencionó antes, la experiencia orgásmica real varía. Regularmente, el corazón late más rápido, la respiración se acelera, los pezones se ponen erectos y los genitales se llenan de sangre. Sin embargo, si no estás seguro de ello, probablemente no lo hayas alcanzado.

Un orgasmo es signo de una sexualidad saludable pero no es una obligación. Cada uno encuentra su propio camino para llegar a él y por eso es tan importante explorar tu cuerpo, conocerte a ti mismx, para conocer lo que te da placer.

¡El placer se puede experimentar de muchas maneras! El orgasmo no es igual al placer. El placer se experimenta a partir de un simple roce, de una conexión emocional, de dedicarse tiempo a uno mismo o a la relación, de divertirse, de reír, de sentir placer a través de cualquier tipo de estimulación, presente o no el orgasmo. Por favor, trata de recordarlo.

En mi propia experiencia y a través de mis años de experiencia en mi práctica profesional, una de mis mayores conclusiones es que la comunicación cambia las reglas del juego cuando se trata de buen sexo. Comunícate con tu pareja sobre lo que disfrutas, lo que no, aprenden juntos y no dejan de explorar.

Finalmente, la excitación mental es tan importante como la excitación física, y muchas situaciones nos sacan del círculo. Trate de estar presente en el momento y no permita que la presión o los tabúes se conviertan en un obstáculo para una buena experiencia sexual.

Si sientes que necesitas algún consejo o hablar sobre tu vida sexual de manera profesional, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

 

 

Los comentarios están cerrados.