Terapia Individual

¨La misión de la psicología es darnos una idea totalmente diferente acerca de las cosas de las que más sabemos.¨

-Paul Valéry-

 

Como psicoterapeuta mi responsabilidad es ayudar a las personas cuando están pasando por un momento vital difícil, que como consecuencia les está afectando negativamente en diversos aspectos de su vida.

A través de mi formación y experiencia durante varios años, he aprendido cómo abordar estas situaciones de manera profesional, guiando a cada persona para encontrar las herramientas que le permitan poder seguir adelante.

 

¿Qué es la terapia individual?

La terapia individual es un proceso de tratamiento psicológico que sirve como herramienta para entender y explorar los momentos difíciles de la vida, mejorando así el bienestar psíquico y físico. Ofrece una guía para manejar mejor las emociones, los momentos de conflicto u otros desórdenes personales. Durante este proceso se consigue un desarrollo personal que resulta en cambios positivos, en una mayor autoestima y un aumento de comprensión tanto personal como del mundo en general.

¨La palabra ¨felicidad¨ perdería su sentido si no se equilibra con la tristeza.¨

-C.G. Jung-

Principales motivos de consulta

  • Autoconocimiento – conocerse a uno mismo, su orígen, valores familiares, relaciones pasadas etc., aceptarse, hacer cambios deseados…
  • Ansiedad y estrés – no poder manejar situaciones de mucho estrés, sentirse ahogado de la ansiedad, crisis de ansiedad, consecuencias relacionales, disminución de rendimiento profesional…
  • Dificultad de manejar las emociones – miedos incontrolables, sentimientos de enfado y/o rabia, ataques de pánico, tristeza…
  • Alteración de estados de ánimo – estado de ánimo bajo, depresión, pensamientos negativos, cambios de humor continuos…
  • Cambios vitales importantes – cambio de país, separación, ser padres, conflictos con seres queridos, pérdidas…
  • Falta de autoestima – sentirse inseguro, inferior, tener complejos, ser muy tímido…
  • Problemas con el físico – problemas de peso, insatisfacción corporal…
  • Necesidad de conocerse a uno mismo – saber qué quiere y qué no, conocer como se relaciona, entender su forma de ser, aceptarse…
  • Problemas relacionales – conflictos con familiares o con amigos, dificultad de relacionarse, de mantener conversaciones…
  • Malestar – en general o con una experiencia específica, una vivencia que impide avanzar en la vida…
  • Dificultades sexuales
  • Problemas de pareja
  • Problemas relacionados con LGTBQI

 

¿Qué se hace durante las sesiones?

Las primeras sesiones sirven para recoger información general sobre el paciente, empezando por el problema que presenta y luego sobre su historia familiar. Este tiempo permite que se desarrolle una buena relación terapéutica que resulta en un espacio más cómodo y seguro para él, que a la vez hace que el proceso terapéutico fluya en confianza y con más tranquilidad. Con esta información tenemos la base esencial para proceder a una intervención más profunda.

La duración de la terapia depende de la dificultad o motivo por el qué cada paciente acude a consulta. El ritmo lo marca principalmente el paciente y a veces es necesario dedicar más tiempo para tener mejor resultados. Si se va muy deprisa pueden quedar temas no resueltos. Dicho esto, la terapia no es algo que dure toda la vida. Se puede hacer en varios momentos de la vida pero tiene un inicio y un fin. Cuando se superan las dificultades de esa época de la vida y la persona se siente segura para seguir su camino de forma independiente, la terapia se acaba.

 

Mi enfoque

Mi práctica terapéutica consiste en una integración de diferentes terapias: la Sistémica, la Narrativa, la Constructivista, la Terapia Breve y Gestalt; adaptándose a cada individuo. Desde mi punto de vista, cada persona es un mundo y por lo tanto cada persona tiene su propia realidad. En terapia se trata de entrar en la realidad de cada paciente porque es la que importa. El protagonista en esta película es el paciente, entonces él/ella conduce, pero el terapeuta está siempre a su lado. Juntos vamos descubriendo los posibles caminos para lograr que esa persona se sienta más estable, más satisfecha y más feliz.

 

Beneficios que puede aportar la terapia

La terapia individual puede aportar muchos beneficios. Para mencionar los más comunes:

  • Mayor comprensión de uno mismo y de su entorno
  • Bajar niveles de ansiedad y estrés
  • Gestionar mejor las emociones (rabia, miedo, resentimiento etc.)
  • Superar miedos
  • Equilibrar el estado de ánimo
  • Mejorar relaciones interpersonales (familiares, amigos, compañeros etc.)
  • Mejorar la relación de pareja
  • Aumentar la autoestima
  • Lograr objetivos
  • Gestionar obsesiones
  • Tener una vida más tranquila y estable
  • Mejorar el bienestar físico y psíquico